Dios no nos ha dado un espíritu cobarde (II Timoteo 1,1-8)

Dios no me ha dado un espíritu cobarde. Dios me ha dado dones suficientes. Dios me ha llenado de amor y energía. Dios me ha dado fuerza para mucho.

¿Por qué pues a veces me comporto como un gorrión cuando estoy llamado a ser águila? ¿Por qué tengo miedo si Dios está conmigo? ¿Por qué aspiro a poco cuando estoy llamado a conseguir mucho? ¿Por qué minimizo mi vida cuando es tan valiosa en las manos de Dios?

Un abrazo fraterno

Anuncios

2 comentarios en “Dios no nos ha dado un espíritu cobarde (II Timoteo 1,1-8)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s