Mi ración de pan (Proverbios 30, 5-9)

Ni riquezani pobreza. La ración de pan de cada día y basta. ¡Cuánta razón y qué difícil vivir esto hoy! Es tan difícil centrarse en disfrutar el momento presente sin preocuparse del futuro. Da cierto vértigo y miedo jugarse la vida sin tener respaldo. Respaldo económico, respaldo afectivo, respaldo cultural…

Hoy la lectura de proverbios mucho tiene que ver con esa caminar sin nada en la alforja del Evangelio. Jesús envía y lo hace de una manera. Por algo será. ¿Y si…? Por si… No vaya a ser que…

Al final, sólo importa la ración de pan de cada día. Poco más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s