Los mandó por delante (Lucas 10,1-9)

No sé si hoy estoy un poco obtuso pero las lecturas del día no me han dicho demasiado. La primera de Pablo es ciertamente curiosa, el salmo como muy típico y el Evangelio demasiado manido. Intentando darle vueltas e intentar descubrir qué tenía que decirme hoy el Señor me he parado en ese matiz de “por delante”.

A veces pensamos que el Señor nos envía a hacer lo que, en realidad, es Él quien lo hace. Y nos equivocamos y muchas veces nos frustamos por equivocarnos de rol y por no ver frutos de nuestra labor. Es como si, con toda la buena voluntad del mundo, quisiéramos ejercer el mismo efecto en las personas que el mismo Jesús y eso no es posible. Encontrarse con Jesús no es lo mismo que encontrarse conmigo. Que el Señor me envíe por delante implica obviamente que Él vendrá después y eso significa que nuestros tranajos son diferentes. Yo soy enviado para preparar el camino, para anunciar la llegada de Jesús, para hablar de Él, para adelantar lo que va a llegar, para ir cambiando cosas a la espera de que llegue el Cristo.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s