Mi fortaleza (Salmo 30)

Siempre he sentido que Dios es mi fortaleza. Es algo diferenciador. En Dios me hago fuerte. Sabiéndome hijo querido veo mi vida de manera positiva. Recordando que se me ha dicho que si lucho por el Reino, lo demás de me dará por añadidura… planteo mi vida con unos parámetros que sostienen con fuerza mi estructura vital, reducen mis temores y me permiten afrontar cada día con un alto grado de despreocupación.

Sí. Yo siento que mi fe, mi Dios, es mi fortaleza. Y actúo sabiéndome fuerte.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Un comentario en “Mi fortaleza (Salmo 30)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s