Yo soy la vid verdadera (Juan 15, 1-8)

El Evangelio de hoy es tremendo. Es de esos que requieren pocos comentarios y que a uno le gusta orarlo a base de leerlo y releerlo e intentar descubrir en cada palabra un mensaje importante para uno mismo.

Hay que dar fruto. Y estar dispuesto a ser podado, en continuo crecimiento, afrontando la vida como viene con disposición de aprender en cada momento. Y permanecer… verbo que se me hace hoy importante… permanecer. ¡Pero no sin razón! ¡No porque sí! Permanecer unidos a Él porque solo no se da fruto, “porque sin mi no pueden hacer nada”…

Es vital para mi hoy leer esto texto y orarlo. Soy una ramita…

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s