Pasó la noche en oración (Lucas 6, 12-19)

Este verano el libro formativo elegido por la comunidad fue “Sabiduría de un pobre” de Leclerc. El libro versa sobre un momento de gran oscuridad en la vida de Francisco de Asís. Es un libro cortito y fácil de leer. A mi me gustó mucho. Acercarme a Francisco ha sido una experiencia bonita, hermosa y un gran descubrimiento.

Una de las cosas que me llamó más la atención, y que más me gustó, es la manera en que Francisco oraba. Se retiraba a un lugar solitario y hermoso del bosque o del lugar donde estuviera y allí se dedicaba a “ser”, a “estar” contemplando la belleza de la creación. Él decía que orar no es tanto hablar como escuchar. No hay nada que decir, nada que pedir, nada que descubrir, nada que meditar… simplemente ser, estar y escuchar. Y ahí y así se producía el encuentro con el Padre.

Y me imagino a Jesús de manera parecida…

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s