Tuve miedo (Lucas 19, 11-28)

Miedo. Eso es lo que le impidió a uno de los sirvientes poner en juego su moneda para producir más en favor de su Señor. Miedo.

El miedo nos achica, nos paraliza, nos empequeñece, nos tensa, nos minimiza, nos neutraliza, nos endurece. Vivimos con mucho miedo. Nos meten mucho miedo en el cuerpo.

¿Tú a qué le tienes miedo? ¿Qué te impide hacer?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s