No uséis muchas palabras (Mateo 6,7-15) – Martes I de Cuaresma

Para los que hablamos mucho como yo, no es fácil esto de orar con pocas palabras. Recuerdo oraciones compartidas o peticiones en Eucaristías en las que intentaba condensar como una especie de compendio de magníficas palabras con las que llegar a Dios y que, además, fueran gratas y entenibles para los que están alrededor.

El Padre ya sabe… dice el Evangelio. El Señor escucha, dice el Salmo. Dios sabe ya…

Lo mejor es hacer un ejercicio de sinceridad y honestidad esta Cuaresma y, simpleente, ponernos frente a Él y decirle que lo amamos. ¿Hay oración mejor?

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s