He visto al Señor (Juan 20,11-18)

El mandato de Jesús Resucitado es claro: “ve a mis hermanos y diles…”. María no lo duda y obedece el mandato. María es llamada por el Señor a ser testigo de la alegría de la Resurrección. Ella ha visto al Señor y tiene que ir a aquellos más cercanos para que ellos también compartan esa alegría.

Yo he visto al Señor también. En momentos concretos he notado su mano, a lo largo de mi vida he notado su mirada y su cariño. En mis dones percibo parte de esa Vida que Él me ha regalado. Y no puedo guardarlo en mi cartera. También tengo hermanos a quienes debo hacer partícipes de esto. Lo intento. Tal vez no se trata de ir llamando a las puertas de extraños sino más bien de hablar con claridad y franqueza y testimoniar desde la verdad con aquellos que se sitúan en círculos próximos. Es a los cercanos a los que me pide el Señor que vaya… aún a costa del riesgo del rechazo doloroso.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s