Mi Dios y los ídolos (Salmo 113)

Precioso Salmo para distinguir esos ídolos que pueblan nuestro mundo y nuestra sociedad. Me sorprende ver la cantidad de lugares, cosas, personas, aspiraciones, sueños… que ansiamos, adoramos, deseamos… y luego, cuando las conseguimos, comprobamos que no nos dan la felicidad, que no nos hacen mejores, que no nos aportan absolutamente nada, que no sacian más que los instantes fugaces y la sed superficial. No llegan a lo profundo.

Yo tengo identificados unos cuantos en mi vida. Ídolos que me hacen perder el tiempo, que me descentran, que me sacan de lo mejor de mí y que sólo me dejan un poso de insatisfacción.

El Señor nos llama a Él, el único capaz de llegar a lo profundo y de habitarlo; el Camino, la Verdad y la Vida.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s