Muéstranos, Señor, tu misericordia (Salmo 84)

En el Salmo de hoy, el pueblo le pide al Señor que deponga su ira y vuelva a mostrar su rostor más misericordioso. Es como si el silencio de Dios, en un tiempo en el que todo pareciera estar teñido de negrura, quemara el corazón y el hombre se diera cuenta de que necesita su misericordia para poder vivir.

Pero, ¿es real el silencio de Dios? ¿Es real su aparente lejanía ante la negrura del mundo?

Hoy me topaba con un anuncio de Cáritas en facebook y caía en la cuenta de la cantidad de personas, organizaciones, instituciones… que se vuelcan cada día en ser las manos, la mirada y el corazón de Dios en la tierra. Tal vez ellos sean la cara más misericordiosa de Dios. Tal vez Dios no esté en silencio. Tal vez seamos nosotros los que estamos sordos y ciegos

Un abrazo fraterno

Anuncios

Un comentario en “Muéstranos, Señor, tu misericordia (Salmo 84)

  1. Sí, pero a veces, el Señor calla en sus misteriosos designios. Quizá para que le busquemos más ardientemente, quizá para acrisolar nuestra fe, quizá ni siquiera necesite una razón para hacerlo… “¿Por qué, Señor, permaneciste callado?” Benedicto XVI en su visita a Auschwitz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s