No les tengas miedo (Jeremías 1, 17-19)

Hoy celebramos el Martirio de S. Juan Bautista y me acuerdo, por extensión, de tantos mártires que, valientemente, dieron su vida por proclamar su fe, por ser profetas de su tiempo, por ser la voz de la justicia en un entorno loco y despiadado.

Y recibo esta palabra de hoy con tremenda emoción:

“Yo te convierto hoy en plaza fuerte, en columna de hierro, en muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes y príncipes de Judá, frente a los sacerdotes y la gente del campo. Lucharán contra ti, pero no te podrán, porque yo estoy contigo para librarte.» Oráculo del Señor.”

Vivimos un tiempo necesitado de profetas que denuncien, de profetas que llamen a la conversión, de profetas que sanen, que profetas que acojan, de profetas que, en definitiva, traigan la voz de Dios a las personas. Hoy me siento exhortado a ello. Animado. Hoy siento que no llega con lo que veníamos haciendo hasta ahora… hoy el Señor me pide algo más.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s