Para qué queremos más… (Lucas 17, 26-37)

Después de mi post de ayer y de todas las reacciones provocadas, me encuentro hoy con un Evangelio… directo, directísimo.

“-«Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos.
Lo mismo sucedió en tiempos de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos.”

Parece que estamos en el juego de parecidos razonables… “El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará.” Es el juego sin sentido del Señor Jesús: gana el que pierde.

Hay mucho que rezar. Hay mucho que hacer.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s