¿Qué hacemos con el Maligno? (Marcos 5, 1-20)

angelcaidoEn la Iglesia tenemos un problema con el tema del mal, el maligno, el demonio o como queramos llamarlo.

No hay más que leer la lectura de hoy para descubrir el caso del endemoniado y, a la vez, descubrir l estupor que ya de aquella provocaba en las personas. No es fácil creer que existe. Pero existe. Nos lo cuenta el Evangelio.

La Iglesia está muy dividida en este asunto. Y tal vez de una vez por todas debería haber una postura valiente. Hay diócesis que nombran exorcistas, hay testimonios múltiples de estos procesos y probados casos de personas cuerdas que no viven enajenadas. Por otro lado, existen las diócesis en las que no se quiere oír ni hablar del tema… El demonio no existe, dicen… El Mal es una nebulosa, la ausencia del Bien…

Lo único que está claro es que, en el medio, hay hombres y mujeres como el del Evangelio, que necesitan la acción de Jesús para ser liberados del demonio. Ellos necesitan respuestas… y acciones.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s