Jueves Santo 2013 – La noche cae en Jerusalén

Una cena deseada y, a la vez, definitiva. La cena de todas las cenas. Una mesa a la que sentarse para celebrar la Pascua judía, sin saber que en esa mesa Jesús iba a amarnos hasta el fin.

La noche cae ya en Jerusalén. Jesús se adentra en el momento más trágico, difícil y tenso de todo su vida. Jesús es consciente de lo que sucede a su alrededor y es consciente, también, de para qué vino al mundo. Getsemaní. El huerto donde Jesús se encuentra con todos aquellos que viven rodeados de una escalofriante oscuridad mientras intentan seguir la voz de Dios y ser fieles a su mandato. Getsemaní. La noche del miedo, de las dudas, de la angustia, de la soledad. Cuando uno se da cuenta de que no hay nadie más que Dios y él y que, aún así, tampoco es que Dios dé muchas señales de vida.

La noche cae en Jerusalén y también en la vida de cada uno de nosotros si hemos decidido apostarlo todo por el Reino. La noche siempre llega. Getsemaní es el meeting point de los que deciden dar su vida por Cristo. ¿Y hay algo más angustioso que un meeting point dramáticamente vacío?

La vida uno se la juega en pocos momentos. Es verdad que uno va caminando y que las pequeñas decisiones van marcando el rumbo pero jugársela, ¡jugársela!, ¡momentos que definen la vida en su totalidad!… pocos, contados. Y siempre es de noche. Y uno siempre está solo.

La noche cae en Jerusalén. Se oye el silbido del viento, el crujir del arbusto, el llanto de la estrella. Una noche para dar la vida.

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s