La incredulidad de los creyentes (Marcos 16, 9-15)

Cuentos chinos. Los milagros, ¡invenciones! ¿Curaciones? Seguro que hay una explicación científica detrás… ¿Apariciones? Estos se han fumado algo… Y desesperanza en muchos, desconfianza en otros y una extendida costumbre de rezar al Señor cuando los planes se nos tuercen, planes que hicimos a expensas del Señor, por supuesto…

No somos tan diferentes de aquellos que no creyeron a los primeros testigos de la Resurrección. Creemos en un Señor hecho en nuestra cabeza, con nuestras limitaciones, bajo nuestros intereses. No le dejamos ser Dios a Dios. ¡Dios no puede hacer lo que le plazca! Tachamos de invención e inmadurez espiritual todo lo que se salga de mi esquema personal, de mi definición del Cristo, de lo que se supone que tiene que ser o venir.

funny-celebrity-gifs-u-mad-bro

¿Y qué deben sentir las María Magdalena de nuestro tiempo? ¡Nadie les cree! ¡Son tomadas por locas! Hemos claudicado a la razón y a la lógica humana y hemos decidido no aceptar el misterio, el desconcierto, el poder del Señor y su libertad. Somos un pueblo de corazón endurecido.

¡Señor aumenta mi fe y mi confianza! ¡Limpia mi mirada y dulcifica mi corazón!

Un abrazo fraterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s