Jesús, la puerta principal de mi casa (Juan 10, 1-10)

Sí, así es. Jesús es la puerta principal de mi casa. Al fin y al cabo, la casa es allí donde uno se sabe querido; donde uno se sabe esperado; donde uno se sabe a salvo; donde uno se sabe seguro y protegido; donde uno se sabe en familia; donde uno vive la confianza, la ternura, el perdón…

Alejarse de Jesús es adentrarse en tierra extraña, es aventurarse, jugar a perderse. Alejarse de Jesús es enfriarse, es perder la referencia, es empezar a sentir una espantosa soledad.

Jesús es la puerta y a mi, ovejilla dócil, me gusta pasar por ella y saberme parte del rebaño.

Un abrazo fraterno

puerta redil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s