Te soy fiel… si no me sale nada mejor (Eclesiástico 6, 5-17)

¡Buf! Las lecturas de hoy podrían llegar a despistar eh. Uno lee la primera y encuentra un tratado maravilloso sobre la amistad y los amigos. El Salmo es una auténtica maravilla. El Evangelio, en cambio, nos habla del divorcio, del matrimonio… Conclusión: ¿qué me quiere decir la palabra de hoy?

FIDELIDAD

Esa es la constante en la Palabra de hoy. Fidelidad. Un valor. Un don. Posiblemente, uno de los secretos mejor guardados para ser feliz. Fidelidad.

No es fácil ser fiel. No es fácil, sobre todo, cuando uno tiene la posibilidad real de cambiar. Es como todo. Son graciosos esos que le dan valor a ser de una manera cuando no pueden ser de otra. La fidelidad no consiste en eso. La fidelidad se tiene que elegir cada día, cada minuto, en cada prueba.principito

La primera lectura me recuerda a algo que les digo yo a mis hijos muchas veces. “Nosotros somos los amigos de Jesús“, les digo. Parece una frase mucho más ligera e infantil que si dijera que somos testigos, apóstoles, discípulos… No lo es. Tener a Jesús de amigo y que él nos tenga a nosotros al lado es un tesoro para ambas partes. Siendo amigos, le somos fieles y Él nos es fiel a nosotros. Nos nos abandonamos cuando las cosas se ponen feas. Compartimos confidencias y descansamos en el otro.

Y esa fidelidad para con Jesús debe ser la misma con la pareja, con el esposo o la esposa. Y no es sencillo. No es sencillo porque el día a día desgasta, enturbia, distancia muchas veces. Porque el mundo empuja hacia otro tipo de libertad. Porque siguen cruzándose por la vida de uno personas maravillosas con las que uno descubre cierto feeling. Porque muchas veces el cuerpo pide otra cosa. Y es ahí, aquí en medio, en este vendaval de oportunidades, momentos, situaciones, personas… cuando la FIDELIDAD se eleva con fuerza como columna de fuego que impide el paso a los egipcios del momento.

La fidelidad choca con la moda pasajera, con la voluntad efímera, con el “hoy sí pero ya veremos mañana”. Eso es lo que nos hemos fabricado, una fidelidad light, baja en intensidad pero que mantenga el sabor. Un engaño, una estafa.

Termino con una de las maravillas mejor guardadas en la Palabra, para mi una de las cosas más bellas que me he encontrado en ella: “Tu voluntad es mi delicia”. ¡Qué belleza! ¡Cuánto se encierra en 5 palabras! Sí, Señor, tu voluntad es mi delicia. Y por eso lucho por seguir siendo fiel a mi mismo, a mis amigos, a mi esposa, a Ti. Una nota sostenida en medio de esta tocata in fuga en la que hemos convertido la existencia…

Un abrazo fraterno

Anuncios

2 comentarios en “Te soy fiel… si no me sale nada mejor (Eclesiástico 6, 5-17)

  1. Muchas gracias, Santi!!

    Qué bonito lo que has escrito!! Creo que todo el que ha pasado por una situación que se asemeja a lo que describes y rebosaba de AMOR por la otra persona, entiende completamente el significado de tu artículo.

    Es precioso saber que existen personas como tú en este mundo.

    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s