Adviento 2013 – #Microrrelato día 8

Delante del Sagrario, postrado de rodillas, te escuché. Sólo yo. Nadie de los que oraban a mi alrededor eran conscientes de que mi vida se estaba jugando en aquel mismo instante…

Miré al frente y, casi temblando, asentí. Me lo pedías tú y yo no fui capaz de decirte que no. Confiado, me aferré a tu promesa.

Todo se llenó de Paz. Me di y lo recibí todo a cambio.

anunciacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s