Sigue la sombra del #iCongreso en esta Cuaresma que nos lleva ya a la semana más importante para un cristiano. Ecos de lo oído el pasado fin de semana que resuenan con especial fuerza a la luz del Evangelio.

Jesús tiene hoy una conversación como cualquiera de nosotros puede tenerla en twitter. Y se encuentra conque las personas a las que habla “no dan cabida a sus palabras”. ¡Cuántas veces pasa esto en la red! ¡Cuántas veces me ha pasado que, pretendiendo acercarme a otros, distintos, he recibido una patada y agresividad. No todo el mundo quiere escuchar ni todo el mundo está dispuesto a que Jesús le hable y entre en su vida. A veces, ser testigo en la red provoca reacciones furibundas de personas que, luego, actúan como auténticos “trolls” y quieren acabar con nuestra palabra … Molestamos a muchos y la palabra de Jesús dispara lo peor de ellos.

Jesús no reacciona con violencia ni entra al trapo pero sí hace claramente de espejo y confronta los hechos y actitudes de esas personas. ¿Por qué reaccionan con agresividad ante alguien que se presenta ante ellos con amor? Va desmontando con hechos una a una de sus afirmaciones…

Finalmente, Jesús, nos vuelve a dar la clave. ¿Cómo se presenta Él ante esta gente? ¿Cómo es capaz de hablar con ellos y reaccionar con amor ante tal odio? Tres ideas fundamentales para cada uno de nosotros:

– Jesús se reconoce como enviado por el Padre. No es él el que ha decidido su misión sino que a Él lo han elegido. ¿Y tú? ¿Te sientes elegido? Yo sí. Y eso marca. Porque no espero de mi presencia en la red followers ni grandes estadísticas. No estoy para mí sino para otro.

– Jesús repite varias veces que está a la escucha. Escucha, escucha, escucha… a los demás y a Dios. Las dos orejas…

– Jesús hace lo que el Padre le dice. Nuestros actos, nuestras palabras, nuestras actitudes, nuestros estilos… deben ser coherentes si queremos gozar de la autoridad y la paz ante aquellos que nos atacan y nos insultan.

¿Cómo lo ves?

Un abrazo fraterno

twitter_seguindo_jesus