Nos dicen que la fe es la capacidad de creer en algo que no podemos ver. Es una definición que tiene mucho de acertado, aunque no sé si es completa o suficientemente elaborada. La pregunta que me surge, no obstante, al leer las lecturas de hoy es: ¿Es verdad que no podemos ver hoy a la Palabra de la vida, como dice el apóstol Juan en su carta? ¿No es posible ver hoy a Cristo, nacido en Belén y resucitado en Jerusalén?

¿No es verdad que necesitamos VER?

Vieron, los que caminaron hacia Belén; vieron, los que fueron al sepulcro. ¿Ven los que se mueven? ¿Ven los que buscan? ¿Ven los que quieren ver al Señor?

La fe, más que creer pese a no ver, es ver allí donde otros no ven nada.

Un abrazo fraterno