Vaya concepto tiene Jesús de “primero”, de “top”, de “líder”, de “cabecilla”, de “lo más”… ser el servidor de todos.

Eso quiere decir que yo debo ser el último en mi casa. Pensar en mi mujer antes que en mí, y en mis hijos. Procurar su satisfacción y su felicidad antes que la mía. Y en el trabajo, no buscar condecoraciones, ni reclamos, ni posiciones, ni protagonismo… sino estar calladamente procurando el bien de mis compañeros. Y así con todo…

Difícil me lo pones Jesús. Difícil me lo pones.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Anuncios