¡Qué sincera es la oración del salmista! ¡Qué sincera y qué fácil para empatizar con ella! Yo alguna vez también he tenido la sensación de que muchas cosas se ponían en contra. Unos te acechan por un lado, otros te esperan por otro lado, las circunstancias parece que compiten por ponértelo difícil… y acabas teniendo una abrumadora sensación de agobio y necesitas ayuda.

Hoy mismo, sin ir más lejos, no entiendo algunas de las cosas que me suceden. No entiendo por qué las cosas se enredan, por qué las personas acabamos expuestas sin quererlo, por qué los planes no salen, qué necesidad de tenerme aquí, en medio de tantas cosas y sin casi poder resolver ninguna…

Señor, hoy también te pido ayuda. Confío en Ti. Dame palabras, dame luz, dame fuerza.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Anuncios