Día 19 #Cuaresma2017 #damedebeber

Jesús pide de beber a la samaritana pero sabe que el diálogo no ha hecho más que comenzar. Y hay tanto de qué hablar… Jesús toca el corazón, sabe que está sediento y sabe que Él es el único capaz de calmar ciertas necesidades, ciertos anhelos que se guardan muy adentro.

También me sale a mí al paso muchas veces y también me pide de beber. A veces a través de un niño en el oratorio, de una familia en dificultades, de un compañero que necesita un abrazo, de uno de mis hijos o de mi mujer… A veces con la voz de un hermano de comunidad o con el semblante de un refugiado que sale en las noticias… Me sale al paso sabiendo que ese encuentro, que esa petición, calmará mi propia sed. La sed de ser útil. La sed de no fallarle. La sed de no aspirar a más de lo que soy. La sed de tirar lastre y despreocuparme.

Señor, dame de beber.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s