La voz a la que sigo #oveja

Sólo se reconoce la voz de aquellas personas con las que tengo cierta familiaridad, conocimiento, cercanía. El resto son voces desconocidas. Así que no pongamos tantas excusas para acabar reconociendo que frecuento poco a Dios, que rezo menos de lo que debería, que leo la Biblia menos de lo que me gustaría, etc. Si no reconozco su voz entre tantas de mi vida… es que tal vez nos falta roce, Señor.

¿Y el ruido? Porque una cosa es reconocer y otra escuchar. Si no puedo escuchar bien, ¿cómo coy a reconocer? Demasiado ruido a veces en mi corazón. Demasiados pensamientos míos. Demasiado ego. Demasiada prisa. Demasiado internet. Necesito más silencio.

Quiero seguir tu voz, Señor. Quiero seguirla.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s