Buscar

A la luz de la Palabra

Reflexión íntima y compartida en la red

Categoría

Salmos

Día 29 #Cuaresma2017 #ElSeñoresfiel

El Señor es fiel a su palabra. Pero ¿por qué tarda tanto a veces en llevar su promesa adelante?

Muchos días siento lo mismo que los israelitas liberados de Egipto que, una vez en el desierto, no entendían esa dura travesía hacia una tierra prometida que parecía no llegar nunca. ¿Cuándo llegará mi tierra prometida Señor? ¿Cuándo podré hacer realidad mi vocación, cuándo poder hacer lo que llevo soñando toda una vida? ¿Por qué esta “liberación” a medias?

A veces me canso y desespero. A veces me siento dolido y dañado. Pero luego me digo que el Señor sabrá. Eso espero. Creo que lo digo desde mi cabeza aunque mi corazón esté tenso y ansioso…

Señor, sé fiel.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Día 26 #Cuaresma2017 #banquete

Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.

Tu bondad y tu misericordia
me acompañan todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

Qué preciosas palabras las del salmo de hoy. La mesa está preparada ya, es verdad. Ahí está el regalo. No depende de mí. No es por mi merecimiento. Es puro amor del Señor. Un banquete listo para mí. Alimento, fiesta, alegría, comunión.

El Señor me ha elegido y esa elección es ya fuente de felicidad. El cielo ya está aquí. ¿Cómo será el cielo? Pues así. Una invitación del Señor a estar con Él, a participar de su amor, de su ser, de su divinidad desde mi humanidad, pese a mi fragilidad. No estoy solo. El Señor me acompaña todos los días de mi vida.

Intentaré tomar conciencia de todo ello cuando me invada el miedo, el rechazo, la reticencia, la precaución, la comodidad, la autocomplacencia, la soberbia, el cansancio, el pecado. Por años sin término…

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Día 15 #Cuaresma2017 #líbrame

¡Qué sincera es la oración del salmista! ¡Qué sincera y qué fácil para empatizar con ella! Yo alguna vez también he tenido la sensación de que muchas cosas se ponían en contra. Unos te acechan por un lado, otros te esperan por otro lado, las circunstancias parece que compiten por ponértelo difícil… y acabas teniendo una abrumadora sensación de agobio y necesitas ayuda.

Hoy mismo, sin ir más lejos, no entiendo algunas de las cosas que me suceden. No entiendo por qué las cosas se enredan, por qué las personas acabamos expuestas sin quererlo, por qué los planes no salen, qué necesidad de tenerme aquí, en medio de tantas cosas y sin casi poder resolver ninguna…

Señor, hoy también te pido ayuda. Confío en Ti. Dame palabras, dame luz, dame fuerza.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

¡Gocemos al Señor! (Sal 39)

Alégrense y gocen contigo
todos los que te buscan

Puede decirse más alto pero no más claro. Alegrarse y gozar en el camino de búsqueda de Dios. Quién en el camino de la fe, en su vivencia de seguimiento de Jesús, no participa de esa alegría y de ese gozo, o se ha equivocado de camino o se ha equivocado de Dios.

Tal vez sea un mensaje que debamos recuperar cuando llegue la cuaresma y nos entre el frenesí de tristeza, sacrificio, tensión… Gocemos la vida. Gocemos los dones recibidos. Gocemos la vida en familia. Gocemos la vocación recibida. Gocemos la historia que Dios hace con nosotros. Gocemos cada curva del camino.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Habla, que tu siervo escucha (Sal 39)

Como seguimos dándole vueltas al bautismo de Jesús y a Juan y compañía… hoy se me han ido los ojos, los oídos, la mente y el corazón, al precioso salmo que se nos proclama. Es uno de esos salmos de cabecera, a mí entender, porque dice cosas tan importantes…

  • Actitud fundamental en un creyente: esperar y confiar en el Señor.
  • Dios siempre escucha mi plegaria.
  • Mi fe, como el amor, se hace nueva cada día. El Señor me ayuda a renacer en Él.
  • Y algo muy relevante: creer en Dios, seguir a Jesús, NO ENTIENDE DE SACRIFICIOS, NI OFRENDAS, NI HOLOCAUSTOS… La fe, si es verdadera, nunca es una renuncia, una privación, un esfuerzo… El cielo no se gana. El Reino se acoge.
  • Dios sólo me pide estar dispuesto a escuchar su voluntad y llevarla a cabo.
  • Todos estamos llamados a ser profetas en medio del mundo, a proclamar aquello que el Señor nos ha revelado.

¡No me digas que no es un buen roadmap de vida cristiana! Ojalá en este comienzo de año, escuchemos y pongamos en práctica. No sólo convenceremos más sino que seremos más felices.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Papá, háblame de Dios en tu vida (Sal 77)

Una de las tareas que los padres creyentes tenemos por delante: la transmisión de la fe a nuestros hijos. Así lo dice, de manera muy bella, el salmo de hoy:

Que surjan y lo cuenten a sus hijos,
para que pongan en Dios su confianza
y no olviden las acciones de Dios,
sino que guarden sus mandamientos.

No se trata sólo de enseñar los mandamientos, la doctrina, ni tampoco únicamente de llevarlos a las celebraciones religiosas o contarles historias de Jesús. Todo eso es, sin duda, necesario. Pero creo que el salmo nos sugiere algo más: contar la acción de Dios en nuestras vidas para que nuestros hijos le reconozcan ya en su propia historia y sepan, como nosotros, ponerlo en el centro de sus vidas, confiar en Él y dejarse querer por Él.

Es la experiencia de Dios de los padres la que es imprescindible para los hijos, una lectura de la realidad creyente… ¡Pongámonos a ello! ¡Y empecemos a contar!

Un abrazo fraterno – @scasanovam

 

 

Se buscan testigos de andar por casa #mioracióndehoy

Yo a veces caigo en la trampa, lo reconozco. Quiero ser un testigo de Jesus HQ (High Quality). Quiero que la gente se sorprenda al escucharme, quiero demostrar lo que sé, quiero que me ensalzen, que me aplaudan, que se acuerden de mí, que acudan a mí por mis méritos… A veces caigo en la trampa en las redes y busco el tweet más certero, las palabras más precisas, la imagen más rompedora, la presencia más especial. A veces caigo en la trampa y creo que cambiaré el corazón de las personas y que salvaré sus vidas con mis propios medios, por lo que yo soy, por lo que yo hago.

Me encuentro con la Palabra de hoy y me da cierta vergüenza. Me da estupor la confesión del gran S. Pablo, dando a conocer su miedo y su floja predicación. Estupor. Porque a mí, como a muchos, me gustan los cracks, los grandes, los gurús del testimonio…. Y no me doy cuenta de que los que hoy considero gurús eran pequeños, pequeñísimos… enfermos, débiles, tentados, atacados, desvalidos…

El salmo lo deja claro: ¿dónde está la fortaleza? ¿Dónde está la grandeza? Meditar la Palabra, buscar y gustar a Dios, orar, cumplir sus mandatos, anhelar su voluntad, amarla… Abrirnos al Espíritu, empaparnos de Él, llamarle para que venga y nos inunde y para que Él lo haga todo. Que nos coja y nos haga instrumentos de la grandeza de Dios. Ese es el testimonio más poderoso. Dejar que Dios actúe en mi más absoluta pequeñez.

Posiblemente la reacción, alrededor, será la del Evangelio. A la gente no nos gustan los “hijos de los carpinteros”, no aceptamos que tengan algo que aportar, no admitimos que sean ellos los elegidos de Dios.

Un abrazo fraterno

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: