Buscar

A la luz de la Palabra

Reflexión íntima y compartida en la red

Categoría

Cuaresma

Día 30 #Cuaresma2017 #tenervida

Escuchar esto en boca de un Jesús, sorprendido a la par que enardecido: “¡y no queréis venir a mí para tener vida!”.

Y entender que debo recogerme en un profundo silencio. Sin más comentarios. Es la vida la que está en juego.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

 

Día 29 #Cuaresma2017 #ElSeñoresfiel

El Señor es fiel a su palabra. Pero ¿por qué tarda tanto a veces en llevar su promesa adelante?

Muchos días siento lo mismo que los israelitas liberados de Egipto que, una vez en el desierto, no entendían esa dura travesía hacia una tierra prometida que parecía no llegar nunca. ¿Cuándo llegará mi tierra prometida Señor? ¿Cuándo podré hacer realidad mi vocación, cuándo poder hacer lo que llevo soñando toda una vida? ¿Por qué esta “liberación” a medias?

A veces me canso y desespero. A veces me siento dolido y dañado. Pero luego me digo que el Señor sabrá. Eso espero. Creo que lo digo desde mi cabeza aunque mi corazón esté tenso y ansioso…

Señor, sé fiel.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Día 28 #Cuaresma2017 #levántate

Hay personas que están hundidas y no tienen a nadie. No es mi caso. Pero las hay. No todo el mundo tiene una familia, ni amigos, ni una comunidad, ni un espacio donde sanarse y crecer. Veo la historia de ese enfermo del evangelio de hoy y doy gracias por tener tanto y a tantos a mi alrededor que me ayudan en mi vida y en mi camino de fe.

Y el evangelio de hoy me impacta precisamente por la iniciativa incondicional y decisiva de Jesús. Este hombre no pide ser curado. Este hombre no busca a Jesús. Este hombre no tiene quién interceda por Él. Lo único que puede imputársele es querer curarse. Cuando Jesús le pregunta si quiere ser curado, ni siquiera contesta que sí porque prefiere explicar sus esfuerzos por buscar la sanación sin éxito. Jesús le reconoce su deseo.

Jesús nunca interviene en nuestra vida sin nuestro permiso. Nunca. Ni siquiera para hacernos un bien. Jesús siempre propone un camino de encuentro con Él, de fe en Él. No hay milagro sin fe, sin decisión, sin movimiento.

¿Y yo? ¿Quiero curarme de todo? De eso de lo que digo renegar y estar cansado. ¿Quiero? ¿Seguro? ¿No será que sigo cayendo porque no quiero, porque me gusta vivir esa oscuridad? Normal que Jesús esté atado de pies y manos conmigo en tantos temas. Normal. Y así seguirá hasta que yo decida que es tiempo de dejarle hacer.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Día 27 #Cuaresma2017 #encamino

Hay actitudes y actitudes en esto de la vida y de la fe. Hoy me alegra comprobar cómo ese funcionario que se acerca a Jesús fue a por él. Se calzó y, sin pensarlo mucho y teniendo enfermo a su hijo, decidió hacer camino y salir en su búsqueda. Sabía que Jesús era la única salida para la enfermedad.

¿Acudo yo a Jesús con frecuencia? Porque a mí, igual que a ese funcionario, no me gusta todo lo que me rodea, todo lo que forma parte de mí y de mi vida. Hay partes enfermas de mi realidad, a las que intento hacer desaparecer sin mucho éxito, la mayoría de las veces. Creo que me falta un poquito de empuje y atinar con claridad y fe en Jesús.

Quiero ponerme en camino yo también. Quiero salir y caminar hacia Tí, Señor. Quiero llenar mis sandalias de polvo y cansarme buscándote.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Día 26 #Cuaresma2017 #banquete

Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.

Tu bondad y tu misericordia
me acompañan todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

Qué preciosas palabras las del salmo de hoy. La mesa está preparada ya, es verdad. Ahí está el regalo. No depende de mí. No es por mi merecimiento. Es puro amor del Señor. Un banquete listo para mí. Alimento, fiesta, alegría, comunión.

El Señor me ha elegido y esa elección es ya fuente de felicidad. El cielo ya está aquí. ¿Cómo será el cielo? Pues así. Una invitación del Señor a estar con Él, a participar de su amor, de su ser, de su divinidad desde mi humanidad, pese a mi fragilidad. No estoy solo. El Señor me acompaña todos los días de mi vida.

Intentaré tomar conciencia de todo ello cuando me invada el miedo, el rechazo, la reticencia, la precaución, la comodidad, la autocomplacencia, la soberbia, el cansancio, el pecado. Por años sin término…

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Día 25 #Cuaresma2017 #tuvoluntad

Os dejo hoy este magnífico poema de mi amigo jesuita Jose Mª R. Olaizola

Lo que quiero ser
Quiero ser pastor
que vele por los suyos;
árbol frondoso
que dé sombra
al cansado;
fuente donde
beba el sediento.
Quiero ser canción
que inunde los silencios;
libro que descubra
horizontes remotos;
poema que deshiele
un corazón frío;
papel donde se pueda
escribir una historia.

Quiero ser risa en los
espacios tristes,
y semilla que prende
en el terreno yermo.
Ser carta de amor para el solitario,
y grito fuerte para el sordo…

Pastor, árbol o fuente,
canción, libro o poema…
Papel, risa, grito, carta, semilla…
Lo que tú quieras, lo que tú pidas,
lo que tú sueñes, Señor…
eso quiero ser.

Día 24 #Cuaresma2017 #amarás

¡Qué sencillo parece oído en boca de Jesús! ¡Es como ver el fútbol en las botas de Iniesta! Qué fácil se hace… y qué complicado para los que sólo podemos intentarlo.

Al final sólo se trata de esto. Amarás al Señor sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Y ya está. Sólo eso. Y nada más que eso. ¿Cómo traducir esto en mi vida? He aquí el reto. ¿Cómo amar al Señor? ¿Qué cosas suelen apartarme de ese amor? ¿Y a qué prójimo debo amar más y mejor? ¿Y cuánto me amo a mí mismo?

La respuesta a estas preguntas siento que condiciona todo. Y siento que muchas cosas en las que ando metido son enredos, líos, argumentos, excusas… para no afrontar el amor. Me lo tengo que decir claro: Santi, ama más y mejor.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: